Testimonios

Quiropráctica VIDA Barcelona

Al no tener dolores de cabeza y despertarme más descansado, puedo afrontar el día con más energía que antes.

 

Raul Cuartilla

Acudí al Quiropráctico de Marta, mi mujer, porque tenía repetidos dolores de cabeza, el trapecio cargado, las digestiones eran difíciles y me despertaba cansado al no dormir bien por las noches.

A medida que empecé con los ajustes, empecé a dejar de tener dolores de cabeza, algo que para mi ha sido muy impactante, después de pasar tanto tiempo tomando paracetamol, ahora ni recuerdo cuando fue la última vez que me tomé uno!. Descanso mejor por las noches, a pesar de dormir las mismas horas y de llevar el mismo ritmo de vida.

Desde que vengo regularmente al Quiropráctico tengo “controladas” las molestias y/o sobrecargas que suelo tener en el trapecio. Después de los ajustes, vuelvo a tener la movilidad total del cuello sin ningún tipo de molestias. Ahora veo como al no tener dolores de cabeza y despertarme más descansado, puedo afrontar el día a día (trabajo, familia, hobbies,…) con más energía que antes.

Creo que para que una persona se sienta a gusto con el cuidado quiropráctico es fundamental que entienda bien el principio básico. Para mi fue fundamental conocer la importancia de tener la columna bien alineada para que la información fluya para no provocar malestar o enfermedades,… tenía toda la lógica del mundo.

Estoy contento y agradecido por haber empezado, han hecho que mí día a día sea un poco mejor que antes.

Raúl Cuartilla Molina