Testimonios

Quiropráctica VIDA Barcelona

DESDE LOS PRIMEROS MESES EMPECÉ A SENTIR MENOS DOLOR. Y AHORA TODAS MIS POSTURAS SON MUCHO MÁS CORRECTAS Y VOY PERFECTAMENTE ERGUIDO

By : Categories : Dolor de Espalda, Artrosis Comment: 0 Comment

Me llamo Víctor, tengo 19 años y vengo regularmente al Centro Vida desde octubre del 2013.

¿Por qué acudí a Vida? Más o menos cuando tenía 15 años empecé a sufrir diversos dolores por toda la espalda, sobre todo después de estar largas jornadas sentado en el colegio, aunque además también ejerció una grave influencia el hecho de usar constantemente el ordenador tanto para el colegio y los trabajos como para mi diversión personal. Tenía dolor de espalda constantemente, sobre todo en las lumbares, y además de esto me afectaban profundamente mis problemas estéticos relacionados con la curvatura de mi espalda por la escoliosis.

unnamedComo ni mis padres ni yo sabíamos el motivo de mis dolores, acudimos a una gran cantidad de especialistas y médicos, que me diagnosticaron diversas dolencias, para las que recomendaron soluciones que no tuvieron buen resultado ninguno ni nos inspiraban confianza. Después de esta frustración, mi padre vio un día en el periódico La Vanguardia una entrevista al quiropráctico Daryn Wiese, el cual aseguraba que podría ayudar en gran medida con sus ajustes a solucionar los problemas relacionados con la espalda y a mejorar la salud general de sus pacientes. Por todo ello decidimos probar suerte con esta terapia alternativa.

Desde los primeros meses de recibir ajustes quiroprácticos empecé a sentir menos dolor, cosa que me produjo una enorme satisfacción, aunque la figura de mi espalda no empezó a mejorar hasta el segundo año. Poco a poco, en estos tres años todo esto ha mejorado considerablemente y me siento mucho mejor. También he notado que ahora todas mis posturas son mucho más correctas y que voy perfectamente erguido.

Lo que más destacaría de mis cambios en estos años es la confianza que tengo en la mejora de mi problema por lo que respecta al tema emocional, ya que cuando empecé a asistir al quiropráctico me sentía muy desanimado porque no entendía cómo a mí me había tocado sufrir ese grave problema. Además de esto, ahora puedo realizar muchas más actividades deportivas sin que ello provoque ningún dolor de espalda, mientras que antes tenía menos ánimos para realizar actividades a causa del dolor. Asimismo, aunque antes tomaba poca medicación para paliar los dolores, ahora no tengo que tomar absolutamente nada, ya que el dolor es prácticamente inexistente en general o, si realizo un gran esfuerzo, es muy leve.

Por todo esto y con una gran convicción, recomendaría la quiropráctica a todo aquél que sufra alguna dolencia relacionada con la columna, cervicales y otras partes del cuerpo, ya que estoy seguro de que podrá ayudar en gran medida a solucionar el problema sin tener que llegar a soluciones más drásticas y con muchas complicaciones como las operaciones, ya que los ajustes no tienen ningún efecto contraproducente.

Finalmente, agradezco la profesionalidad de Daryn, que realiza los ajustes de una manera perfecta. Aunque al principio del tratamiento me mostraba escéptico de que los ajustes tuvieran algún resultado positivo, me he convencido finalmente de su gran ayuda.

Víctor Lombardo