Testimonios

Quiropráctica VIDA Barcelona

Después de 30 años estoy sin dolor! Estoy mas contenta y vital.

Después de 30 años con dolores de espalda y cansada de tantas pruebas y médicos dándome la misma respuesta: “no tienes nada que te pueda producir tanto dolor,” decidí probar con la quiropráctica. Desde que empecé  me encuentro mucho mejor!

Puedo darme la vuelta en la cama sin problemas, me levanto sin quejarme, puedo pasear sin terminar cojeando y rabiando de dolor y han desaparecido los dolores de cabeza. El estreñimiento, un problema que padezco desde hace años, también está mejor.

Estoy más contenta y vital, he mejorado mis hábitos de salud, hago más ejercicio y bebo mucha agua. Creo que todo el mundo debería ir al quiropráctico, sin esperar a sentirse mal. Yo en seguida traje a mi marido y a mi hija y desde entonces disfrutamos en familia de los cuidados quiroprácticos.

Marta Amengual