Testimonios

Quiropráctica VIDA Barcelona

Estoy sorprendido de los beneficios que estoy obteniendo

By : Categories : Dolor de Espalda, Artrosis,Testimonios Comment: 0 Comment

Desahuciado por la Osteopatía de mi dolencia lumbar provocada por  columna vertebral con artrosis desde sacro a la quinta vértebra y el  resto  de la columna curvada arriba y otra abajo,  con la total prohibición de prácticas cualquier deporte a excepto natación solo estilo espalda. Pensé que tenía que resignarme,  eran  las facturas que estaba  recibiendo por haber llegado a los 66 años de edad , resultado de los albaranes entregados  en mi juventud,  malas posturas, muchas horas delante de los terminales informáticos, horas de conducción, estrés, consecuencia presión sanguínea alta, azúcar, colesterol, etc.   además  falta de movilidad, dolores lumbares, dolores cervicales  con pérdida de fuerza en las manos y agarrotamiento en los dedos, impidiendo realizar cualquiera acción, tener que elegir una  postura para poder dormir sin el dolor lumbar,  todas las noches a veces como resultado insomnios.

¿Cuando llegue a no resignarme y luchar por encontrar alguna solución?, fue a partir de una  experiencia  compartida con mis nietos y amigos residentes de Sant Hilari de Salcam (Girona), el realizar una excursión  al pico llamado Matagall de altitud  1.697mts, zona del Montseny, la escalada fue bien, excepto  una falta de capacidad pulmonar a los 300 mts. de la llegada, este fue mi primer aviso de mis limitaciones. Después de un tiempo de descanso comenzamos el descenso, mi espalda empezó a avisarme con pequeños dolores lumbares,  para poder mantener el equilibrio en la bajada tenía que inclinarme hacia atrás y forzar la espalda para no resbalar y caer de bruces, las lumbares empezaron a despertase y el dolor en la espalda fue cada vez a más intensos, mi movilidad se fue reduciendo tanto, que mis piernas no me respondían, y se produzco la caída por fortuna sin consecuencias.

¿Por qué acudí al Quiropráctico? Soy subscritor del diario de la Vanguardia y el día 13  martes de Agosto del 2013, cayó en mis manos como cada día el diario, tengo la costumbre de leer La Contra como primer artículo. Leí con la máxima atención la entrevista que le  hicieron Daryn J. Wiese, como experto en Quiropraxis  de sus  respuestas y preguntas del periodista, fui intuyendo  que iba ser mi solución a mis males de lumbares y cervicales.  Me puse en contacto con Vida Centro Quiropráctico, para solicitar una exploración de mi  columna vertebral  y conocer mi estado de salud, la técnica, y ver sí  podría  frenar  mi dolencia  y  lograr mejoras. Era   consciente de  mi estado de salud y mi edad que es  69 años, no podía pedir milagros.

Resultado de esta exploración me confirmaron mi estado de salud al descubrir que tenía otras problemáticas, espalda inclinada, falta de fuerza en las manos, capacidad pulmonar muy limitada, y resultado de la exploración  subluxaciones, vertebrales mal colocadas.

Tuve la reunión con Sr. Daryn y me dio una serie de explicaciones de la técnica y de mi estado, finalmente le dije que me ponía en sus manos y le pregunte  si podría mejorar mi movilidad y disminuir mi mal de lumbares, su respuesta fue que me pusiese a sus manos y realizarse las sesiones  programadas para  ir colocando las vertebras en su lugar lo máximo posible dentro de mi estado y de mi edad.

¿Qué cambios he notado desde que he recibido  los ajustes quiroprácticos?.  El día 10 de Septiembre del 2013 hasta la fecha  31 Diciembre de este  escrito, puedo afirmar que llevo un total 30 sesiones, y las 3 sesiones primeras, pude notar  las mejoras de las cervicales y disminución del dolor de lumbares,  había ganado fuerza en las manos, desaparición de los agarrotamientos en los dedos,  y  ya podía dormir en cualquiera postura sin sentir dolor, a nivel mental también aprecie mejoras, me fluían las ideas y soluciones que me sorprendían, para resolver  los problemas.

Yo mismo me hago la pregunta ¿Qué ha cambiado en mi vida?, sinceramente en primer lugar estoy sorprendido de los beneficios que estoy obteniendo,  ¿Qué puedo hacer que antes no hacia? caminar normal y con paso firme que antes no podía hacerlo, mayor capacidad pulmonar que me ayuda a subir las escaleras sin tener que faltarme el aire. Me agrada hacer trabajos  bricolaje, me era imposible a agacharme para poner un enchufe eléctrico. Resumiendo en este momento soy otra persona y me siento más joven con gran energía para poder vivir con una calidad de vida mejor, que no esperaba.

Quiero exponeros un logro, de otra gran mejora que para mi tiene un valor  incalculable, es la meditación,  ¿Qué me está ayudando la Quiropráctica en la meditación?, he notado que la meditación ha aumentado de una forma espectacular , para conseguir estos resultados sin Quiropráctica habría sido muchas más horas, deduzco finalmente que esta mejora que estoy consiguiendo; es:  “si mi columna esta cada día mejor y mi cuerpo más sano, la  meditación irá en aumento”.

Mis  más sincera recomendación para  las personas que lean  mi experiencias y no conozcan la Quiropráctica, les ánimo a que no pierdan el tiempo y se ponga  en manos de un experto, siempre asegurándose que tiene los conocimientos adquiridos a través de los  estudios universitarios que son  cinco años o más de carrera y que hayan practicado para obtener el conocimiento necesario para ayudar a sus pacientes.

Lamento el no haber conocido anteriormente esta técnica, “pero nunca es tarde si la dicha es buena”, siempre que nuestro estado salud nos lo permita, es ponerse en manos de un quiropráctico para poder conocer,  si estamos a tiempo o no,  si creemos que nuestro mal  de cervicales, lumbares, etc. pueden esperar, y tenemos otras cosas más prioritarias en nuestra vida,  ese  tiempo que estamos perdiendo,  puede que lleguemos  tarde y no haya solución, “nuestra columna es la base de nuestra salud”.

En mi caso particular doy mi profundo agradecimiento a VIDA Centro Quiropráctico, dirigido por el Sr. Daryn J. Wiese, y a  sus colaboradoras que con todo cariño nos animan y nos apoyan día tras día, y les felicito por el buen hacer con alto nivel profesional.

Juan Pedro Aguayo